CRÍA PROFESIONAL DE AVES EXÓTICAS Y CANARIOS DE COLOR

 

ISABELITA DEL JAPÓN (Lonchura doméstica)

Crio las mutaciones Moka bruno, rojo bruno diluida y moka gris y perlada

El Isabela del Japón es una ave que ha sido desarrollada en cautiverio por criaderos japoneses. No se sabe el origen preciso de esta especie, sino que hay dos teorías dominantes para explicarlo: una afirma que esta raza ha resultado del cruce de varias especies de aves silvestres del mismo género Lonchura; la otra defiende que hubo una selección a partir de la especie silvestre Lonchura Striata, la cual evolucionó hacia la especie que hoy se conoce.

Lo que sí se sabe con toda la certeza es que esta raza se compone de aves completamente domesticas, que nunca han estado libres en la naturaleza. Es por eso que los Isabelas son buenas mascotas, que se adaptan igual a jaulas como a aviarios. Lo que no les gusta particularmente, así com a los pinzones en general, es que se los tome en las manos.

Temperamento
Los Isabelas son reconocidos como los más perfectos progenitores, ya que tienen un instinto maternal muy desarrollado, siendo considerados los mejores padres y madres adoptivos entre las especies de aves.

Son aves calmas y sociables, por lo que son buenas opciones para se tener en un aviario común. No deberán ser juntadas a especies que sean más conflituosas. Prefieren también vivir en grupo y no sólos o en parejas.

Apariencia General
El Isabela del Japón, también conocido como Manon, es una ave de pequeño porte que mide entre 11 y 12 cm. Se puede verla con diferentes combinaciones de coloración, en que las más frecuentes son: blanco y chocolate; blanco y crema; totalmente blanco. Existen también otras combinaciones: negro y marrón; negro y gris; marrón con marrón rojeado; moteado; versiones tricolores o de color solida y variedades con cresta.

Machos y hembras son físicamente idénticos, por lo que las unicas dos maneras de distinguir su género es observando sus comportamientos o recurriendo a examen de ADN. El Isabela del Japón macho suele cantar y exhibir rituales de cortejo, mientras la hembra emite un canto en un tono más grave.

Alojamiento
Las aves de raza Isabela del Japón adáptanse bastante bien a jaulas o aviarios, siendo faciles de cuidar y no necesitando de vegetación. Estos pájaros pueden pasar el invierno al aire libre sin necesitar de calentamiento, ya que son muy resistentes. No obstante, el aviario donde viva no deberá estar exposto a corrientes de aire, además de ser fundamental que contenga un abrigo.

Estas aves son activas y aprovechan cada centimetro de su casa, aunque no joguen con objectos como hacen los lores. Sus preferencias van hacia columpios y perchas, por lo que necesitan de una jaula que sea más larga que alta. Una de las actividades que más les gusta a los Isabela del Japón es la ducha. Se puede instalar una bañera en la jaula, debiéndose cambiar el agua todos los días.

Alimentación
Estas son aves faciles de alimentar, preferentemente con una dieta a base de semillas destinadas a estos animales, que ya existe en el mercado, compuesta en general por alpiste, maíz común, semillas de girasol y de cardo. A esta mixtura es recomendable que se adicione mijo.

Debe darse regularmente a las aves de esta raza algunas verduras y fruta, de preferencia una vez por semana, como por ejemplo achicoria, berro, diente de león, espinacas, manzana, plátano, entre otros. El Isabela del Japón no necesita comer alimentos vivos por la época de procreación, pero es una buena idea reforzarse su dieta con pasta para canarios.

Lo que deberá estar siempre disponible para estes animales es una mezcla de arenas para aportarles calcio y sales minerales.
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one